El cine: una herramienta de sensibilización

lesbianasEn algún momento de nuestra vida todos nos hemos visto fascinados por este extraño artefacto que devuelve la luz, la imagen que recibe. ¿Quién no se ha disfrazado de pequeño frente al espejo? ¿Quién no se ha sentido maravillada al ver cómo esa niña levantaba la misma mano, al mismo tiempo? ¿Quien no ha descubierto su verdadero yo, su cuerpo transformado delante de un espejo?

En la intimidad, delante del espejo nos desnudamos, nos vestimos, somos nosotros mismos como nunca. Nos exploramos buscando defectos, virtudes, mejores perfiles… no por narcisismo, sino por la natural vocación del ser humano de conocer el territorio. En la literatura, y por supuesto en el cine que la ha adaptado miles de veces, el espejo tiene una potencia mística y mágica especial: en Blancanieves, el espejo habla y es omnisciente; en la segunda parte de Alicia, es el portal de acceso a otro mundo;  en el Señor de los Anillos, el espejo de Galadriel permite ver el futuro; en Drácula, no devuelve la imagen de los no vivos. Si hasta en la saga de Harry Potter, el Espejo de Oesed llega a mostrar los deseos más ocultos de quien se refleja en él.

El cine LGBT ha intentado ser, desde sus comienzos un espejo donde todos pudiesen verse a sí mismos, donde la pantalla le devolviese al espectador (como a Galadriel, como a Harry, como a Alicia), un lugar donde refugiarse y a la vez ser uno mismo en el mundo. Como un sistema encadenado de espejos que propagan la luz hasta los rincones más alejados, el cine LGBT ha ido creciendo y llegando a cambiar imágenes y prejuicios desde la inclusión y la aceptación de lo distinto. 

El espejo nos muestra lo que somos, y allí también adivinamos lo que queremos ser: entendemos la materia de la que estamos hechos, la que nos sostiene en este mundo. Allí, frente al espejo, somos los héroes y heroinas de nuestra propia historia.

Si te atreves, descubrirás frente al espejo que te propone el cine LGBT que la orientación afectiva no supone una limitación para sentirte parte de las historias más diversas. Anímate a ver qué tienes en común con una mujer enamorada de otra mujer, con la búsqueda personal de un adolescente o con la lucha diaria de las personas transexuales.

Te invitamos a que, independientemente de cuál sea tu orientación sexual, te reflejes en el espejo del cine LGBT y descubras algo nuevo sobre ti mismx.

By: Gerardo José Pérez Melià. Director del LesGaiCineMad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *